[Reseña] Archangel

Por Lucas Ferrero - 8 julio, 2016

La editorial IDW le ofreció a William Gibson (Neuromante), sí quería adaptar alguna de sus novelas a historieta y él reescribió un guión perdido para un piloto de televisión.

¿Dónde está el vicepresidente?

Archangel_01-cvr¿Qué es Archangel? Una mini serie de seis números escrita por Gibson y dibujada por Butch Guice (Capitán América). La historia cuenta el viaje al pasado de un vicepresidente, que se operó la cara para ocupar el lugar de su abuelo, que es un militar importante en la segunda guerra mundial. La premisa no sólo es interesante sino que además presenta un montón de personajes en el presente y en el pasado.

Gibson se documentó lo suficiente para que los personajes en 1945 hablen como verdaderos soldados, políticos y pilotos. El tono siempre es verosímil, ya que Gibson no se apoya en una voz en off sino en sus diálogos. Todas las conversaciones son cortas y efectivas. El escritor norteamericano busca que la charla sea de acción y no un choclo que contamine el arte.

La escritura de Gibson en el primer número plantea un viaje en el tiempo, la usurpación de la identidad y la posibilidad de alterar hechos en la segunda guerra mundial. Además existe la presencia de tecnología del futuro en el pasado, para profundizar con el espionaje y generar un verdadero drama.

El guión de Gibson parece pensado para Howard Chaykin (American Flagg), ya que hay política, espionaje, aventura, viajes en el tiempo, segunda guerra mundial, bajada de línea, reflexión pero el dibujante es Guice. Las primeras páginas de Guice en la historieta tienen una influencia chaykineana, ya que hay viñetas adentro de largas celdas horizontales, que nos recuerdan a Blackhawk, Black Kiss e inclusive American Flagg. Luego Guice abandona esa narrativa y se acopla más a su estilo que forjó en Capitán América con guiones de Ed Brubaker (Fatale). Hay varios paneles horizontales, al mejor estilo cinematográfico y un arte que nos recuerda a Tommy Lee Edwards y Jorge Zaffino por la ambientación.

El entintador de Guice es Tom Palmer, un autor clásico que siempre trabajó con dibujantes de la talla como Gene Colan (Daredevil) y John Buscema (Conan). Palmer entendió a la perfección la oscuridad que buscaba Guice y por eso el primer número parece un número más de Capitán América: El soldado del invierno. El color de Diego Rodriguez parece como si fuera de una historieta de Vértigo de los ’90 o un trabajo actual de Steve Epting. Es bastante correcto pero es un generador de climas y le da un tono oscuro para que se acople al relato. Al final de la historieta hay material extra y se ve el proceso de trabajo de Guice con Palmer y las ideas de color de Rodriguez.

Archangel_01-SUBcvr1

Mi mayor miedo con respecto al relato, es que Gibson no encontrara las herramientas para narrar sus ideas en historieta pero en el primer número quedó demostrado todo lo contrario. Gibson, fanático de los cómics entendió que no hay que poner choclos extensos de textos en las viñetas y páginas para armar un ambiente y una historia coherente. Me hubiera gustado ver un una idea original del autor para historieta y no que sea un guión de televisión adaptado para cómic. Sin embargo Gibson le saca el jugo a todo su arsenal de ideas y forma una gran dupla con Guice.

Por Lucas Ferrero