Apocalyptigirl: Alegría y corazón en un futuro horrible

Por Germán Perrotta - 6 agosto, 2016

Mantener nuestra humanidad en un futuro distópico es posible y el comic Apocalyptigirl es una prueba de ello.

La distopía no es algo nuevo en la ficción, de hecho vivimos en una sociedad a la que le encanta consumir este género, el de mundos post-apocalípticos horribles en los que hay zombis, nihilismo por doquier, mala leche al palo y que muestran lo peor del ser humano. Sí, les estoy hablando a ustedes The Walking Dead y The Last of Us. Sin embargo, hay autores que deciden plasmar visiones y giros más interesantes a este tipo de historias para escapar a esa moda depresiva que reina en la ciencia ficción actual. Este es el caso de Andrew MacLean (Head Lopper) y su obra “Apocalyptigirl: An Aria For The End Times” publicado por la editorial Dark Horse.

Aria, la figura principal de la historia, explica el significado de su nombre en las primeras dos páginas: una pieza musical, usualmente escrita como parte dentro de las óperas para que esa melodía sea cantada por una sola voz. Por lo tanto, “An aria for the end times” sería una canción acerca del apocalipsis, en este caso escrita y dibujada por el autor. Y  cuando ella aparece por primera vez en los dibujos, se la ve cantando en francés “Ah! je ris de me voir si belle” (Aria de las joyas) perteneciente la ópera Fausto compuesta por Charles Gounod. A partir de ese momento queda clarísimo que MacLean apunta a hacer algo distinto en el comic.

Imagen 1

Acompañada de su gato llamado Jelly Beans, el argumento se concentra en Aria y su búsqueda de un artefacto antiguo para cumplir una misión que el lector sólo descubrirá al llegar a las últimas páginas del comic. En esa exploración, el autor muestra a los demás habitantes de ese mundo y al mismo tiempo los conflictos que lo llevaron a la destrucción en el pasado. Estos son representados mediante un breve flashback narrado por la protagonista en el que logra nutrir a la historia de una profundidad y un contexto pero sin entrar en  detalles explícitos sobre cuáles fueron los hechos exactos que produjeron esta catástrofe.

Lo que tiene de diferente esta historieta, es que sus dibujos y guión logran que un mundo horrible parezca un lugar divertido y tranquilo para vivir. Y eso sucede gracias a la personalidad que el autor le brinda a Aria. Podría decirse que es la antítesis de lo que es Max Rockatansky en la saga Mad Max. Sus constantes charlas que tiene con Jelly Beans y consigo misma son bastante ocurrentes y ya de entrada logran que la protagonista tenga un carácter y una actitud que caen súper bien al leer sus diálogos. Pero a pesar de esas conversaciones divertidas, las escenas súper violentas también tienen lugar. Cuando hay que mostrar desmembramientos, tiroteos, explosiones y asesinatos, el autor lo hace sin ningún tipo de reservas, algo que quizás sorprenda en un principio, porque a primera vista el comic parece apuntado a un público infantil debido al estilo visual que el creador utiliza. Acá hay otro punto para destacar a favor de MacLean, ya que toda la violencia que se ve en el comic no está para nada glorificada, no hace que Aria esté desensibilizada ante los hechos violentos que comete y muestra que tienen un efecto concreto en ella.

Mediante esas situaciones, MacLean le recuerda al lector que no hay que dejar de tener en cuenta que la historia se desarrolla un universo post-apocalíptico en el que existen diferentes tipos de riesgos, que comienzan con unos perros salvajes hasta llegar a la introducción de las tribus Blue Stripes y Grey Beards. A partir de la aparición de estas dos facciones, el autor pisa el acelerador a fondo, da rienda suelta a la acción y todo va escalando hacia un final que nadie ve venir.

Subte

Artísticamente, utiliza una mezcla de referencias que van desde el manga hasta el anime con toques de ciencia ficción europea. Por ejemplo: Aria usa una moto muy parecida a la utilizada por Kaneda en Akira de Katsuhiro Otomo, se la ve explorando el mundo como en Nausicaä del Valle del Viento y quiere reconstruir un robot antiguo que parece salido de El Castillo en el Cielo, obras realizadas Hayao Miyazaki.

Moto 2

Miyazaki Robot

No obstante, todos estos guiños son llevados a cabo con un estilo que por momentos me recuerda a los dibujos de Mike Mignola como a los de James Harren y al mismo tiempo también a series animadas como Adventure Time y Regular Show. Este mix de MacLean, sumado al dinamismo visual con escenas muy cinematográficas, hace imposible que el arte no llame la atención. Hace que quiera ver más de sus trabajos en el futuro.

Apocalyptigirl podría haber sido un comic más acerca de un futuro horrible en el que todos los personajes son odiables y con los que no se puede establecer ningún tipo de conexión, pero es todo lo contrario. Al fin y al cabo, es la historia de una chica y su mascota con la que cualquier persona se puede identificar.

Ultima imagen apocalyptigirl

Por Germán Perrotta

Y además!

El fin de Hellboy in Hell

La odisea en el infierno del héroe más famoso de Dark Horse llega a su ...