[Back Issues] Wolverine Blood Hungry

Por Maximiliano Barbalace - 3 mayo, 2017

Logan vuelve en el tiempo, en una época donde aún estaba vivo y mantenía el clásico traje marrón que lo convirtió en gloria con un gran SNIKT!

En las innumerables publicaciones de la editorial Marvel, algunas historias quedan olvidadas y sepultadas por los diferentes títulos, aunque de vez en cuando, la propia Casa de las Ideas logra recuperar algunas de ellas en formatos especiales para sus más privilegiados fanáticos. En esta oportunidad de la ya cancelada antología Marvel Presents, Peter David junto a Sam Kieth dan la nota alta en la historia breve de Wolverine y su acosador.

Peter David, el afamado escritor de series como X-Factor y Spider-Man 2099, decide hincarle sus garras al enano canadiense más popular y torturarlo lentamente. En este recopilatorio lanzado en 2002, Logan se encuentra disfrutando de las selvas de Madripoor en plena noche junto a los salvajes animales que lo rodean. No es hasta que Tyger Tyger, la regente y protectora de la isla le pide al solitario X-Man que detenga un nuevo cargamento de drogas experimentales.

El escritor se despacha con el héroe de forma sádica, aquí es donde ingresa el surrealista y desproporcional Sam Kieth, que logra la unión perfecta entre lo onírico y la acción. Sin lugar a dudas, en los lápices de Kieth las pesadillas de Logan se hacen más intensas y traumáticas, pues el viejo mutante se encuentra enfrentándose contra un antiguo matón, Cyber, quien alguna vez le arrancó de sus manos la mujer que amó. El orgullo del guerrero estaba roto y también su corazón.

El conflicto de la historia nace cuando Wolverine nuevamente se encuentra con su viejo conocido, el problemático traficante plantea desestabilizar el orden frágil que mantiene Tyger en la isla criminal del universo Marvel. Y por si no fuera suficiente, el villano se encuentra mejorado de forma superior al mutante de garras de adamantium, pues el vigoréxico personaje tiene recubrimiento externo del metal indestructible, lo que lo convierte en una real amenaza.

Pero no todo pasa por la acción y las visiones surrealistas que invaden a la historieta, pues Peter David, logra manejar la narrativa en constante movimiento y de forma sutil. No necesita invadir a la historia de combates o de escenas de diálogo monótonas y repetitivas, asombrosamente logra unir ciertos  elementos humorísticos y hacer avanzar la trama, sin dejar huecos vacíos.

Wolverine Blood Hungry, es una historia simple que logra unificar el arte y el guion de forma precisa y junto a ello brinda un relato fuerte y surreal de un héroe que hasta el momento no temía a nada. Peter y Sam logran combinar sus talentos para crear esta joya casi olvidada en lo más profundo del Universo Marvel.

Por Maximiliano Barbalace

Y además!

La portada de la semana 11/9

Un grande de la historia se despide de nuestro mundo. Homenaje a la obra de ...