[Análisis] The Surge

Por Sebastian Cigarreta - 10 julio, 2017

Deck 13 Interactive saltó a la fama tras el cuestionable Lords of the Fallen, pero parece haber aprendido de sus errores. The Surge toma de Dark Souls y propone una aventura siniestra y plagada de violencia.

La nueva aventura de Deck 13 Interactive nos lleva a una distopía donde las personas pueden ser mejoradas con implantes cibernéticos. Dentro de este planeta arrasado ecológicamente, la sociedad intenta sobrevivir a los costos del capitalismo extremo representado por una mega corporación llamada CREO. Vendiéndose como los salvadores del planeta, se dirigen a contratar como mano de obra a discapacitados ofreciéndoles implantes que solucionen sus diferencias físicas en pos de un contrato de trabajo cuasi esclavo. La historia comienza bien y parece prometer una experiencia narrativa profunda, pero quedará truncada por la propia jugabilidad del título.

Es que The Surge llama la atención del jugador desde el primer instante con controles precisos y un esquema de control calcado de Dark Souls, pero lo termina enamorando por sus diferencias. Estas son también las responsables de que la gran mayoría del público no pueda disfrutar el juego, porque carece del preciso balance entre el personaje y los enemigos, de la disposición de los mismos y del diseño de mapeado de la saga de Hidetaka Miyazaki. El título de Deck 13 Interactive se pone a sí mismo entre la espada y la pared, una vez más, al tomar tanto de una saga legendaria y en la comparación queda bastante atrás, aunque demuestra ideas originales que dejan entrever la evolución del estudio como creadores de contenido.


Entre las diferencias positivas está el sistema de apuntado. Podemos dirigir los ataques hacia cualquier parte de los enemigos, explotando sus partes expuestas y cercenando miembros con un ataque especial. Esta mecánica es vital a la hora de mejorar el equipamiento de protagonista, ya que de esa cabeza/brazo/pierna/torso del enemigo podemos ganar una parte equipable, un plano de construcción o un componente para crear nuestro propio equipamiento. La idea de ir acumulando energía para desatarla en este ataque especial que corta partes del enemigo le da un ritmo diferente a The Surge y este se acentúa cuando, un poco más adelante, podemos utilizarla para otros fines como curar al protagonista. La microgestión de ítems y componentes juega un rol importante para el éxito de los combates, pero se aprende de prueba y error, lamentablemente.

Al morir dejaremos toda nuestra experiencia en el piso y tendremos un tiempo límite (quizás demasiado breve, si es que aún no hemos descubierto los atajos ocultos) para recuperarla. Esta característica, también original en cuanto a la comparativa anterior, hace más difícil el grindeo de experiencia tan popular en Dark Souls, porque sinceramente no hay tiempo de matar a todos los enemigos otra vez, o corremos o perdemos. La forma de asegurar la experiencia es guardarla en el banco que hay en cada checkpoint, pero si lo hacemos se resetea el multiplicador de experiencia ganado hasta el momento. Todo se siente una suerte de riesgo y recompensa que hace que jugar tenga una adrenalina particular y propia del título.


La falta de balance es un tema importante, tanto para el jugador como para los desarrolladores. Desde el lanzamiento Deck 13 Interactive ha sacado una serie de parches para modificar varios aspectos cruciales que mejoraron la experiencia respecto del build pre lanzamiento con el que comenzó este análisis y el build actualizado con el que se terminó de hacer. Es importante destacarlo porque aquellos que experimenten The Surge hoy en día tendrán una experiencia mucho más pulida que los que lo compraron en la ventana de lanzamiento. Esto refuerza la recomendación eterna de evitar el preorder y la compra temprana, más cuando los parches de las primeras semanas son los que realmente definen la aventura, y muchas veces llegan un poco más tarde de lo que consideraríamos ideal.

The Surge permite al jugador saltar y agacharse para evadir ataques, añadiendo dos nuevas dimensiones al sistema de combate de Dark Souls, pero sufre en la ejecución de esta mecánica. No fue hasta la llegada del último parche que se pudo configurar para hacer con el stick izquierdo, ya que el preset anterior era muy difícil de incorporar a los reflejos de un jugador que usa el stick derecho para mover la cámara. Al final de cada extenso mapeado nos espera un jefe final, bestial y por lo general realmente difícil. Esto es al comienzo, porque la respuesta a estos combates se halla en la estrategia y no en la simple fuerza bruta. Estos enemigos titánicos cuentan con uno o dos ataques diseñados para matar al protagonista casi instantáneamente, pero con formas de evadirlos según cuán observador sea el jugador. Estas mecánicas quedan claras tras el primer jefe, pero el sistema de combate no responde con tanta precisión como sería de esperar y las muertes trágicas no tardarán en llegar, generando tardes de frustración para todos los jugadores, aún para los más asiduos de género Soulsborne.

 


La sensación final es mixta. Por un lado se siente como un producto de nicho, orientado claramente hacia los fans de la franquicia de From Software, pero sin la exactitud necesaria como para ser adoptado dentro de esta elitista minoría. The Surge puede disfrutarse a pesar de todo, pero la gran mayoría del público encontrará solo frustración después de superar el primer jefe. El diseño obtuso de los niveles, el desconcierto de los ataques especiales de ciertos enemigos que parecen salir de ningún lado y que parecen no respetar las reglas con las que se rige el protagonista ocasionan más penas que glorias. Sin embargo The Surge tiene una belleza única, en la historia mal contada que deberemos descifrar por textos y charlas perdidas, en el diseño de los enemigos y la idea de esta corporación maligna y en la variedad de armas y combos que podemos crear. Deck 13 Interactive sigue apoyando a The Surge con parches y notas detalladas, haciendo de su juego una experiencia mutable con buenos prospectos a un futuro cercano. Es recomendable sólo para fanáticos de Dark Souls, siempre y cuando estén dispuestos a perdonar algunas imprecisiones y detalles.

Deck 13 Interactive saltó a la fama tras el cuestionable Lords of the Fallen, pero parece haber aprendido de sus errores. The Surge toma de Dark Souls y propone una aventura siniestra y plagada de violencia. La nueva aventura de Deck 13 Interactive nos lleva a una distopía donde las…

Puntaje 7.5

THE SURGE - 75%

75%

75/100

El nuevo trabajo del estudio detrás de Lords of the Fallen impacta por sus similitudes con la serie Dark Souls, pero se gana un lugar en la escena moderna por sus ideas bien implementadas. Un paso en el camino correcto para Deck 13 Interactive y un buen juego para el disfrute de los más habilidosos con el pad.

Muy Bueno
User Rating: Be the first one !
75

Por Sebastian Cigarreta

Sebastian Cigarreta
Soy periodista, gamer obsesivo y apasionado de los juegos de 8 y 16 bits. Redactor en El Lado G y columnista exclusivo de GamePod. Estudié periodismo general en TEA y DeporTEA y soy Amante de Street Fighter y Rockman desde hace mas de 25 años. Me gustan todos los géneros pero por lo general siempre tengo un buen RPG, un platformer o un FPS a mano para liberar tensiones.

Y además!

#ELGRadio 016 – Grandes Amistades

En la semana del día del amigo, los súper amigos de EL LADO G Radio ...