[Review] Bright

Tras su taquillera, pero vapuleada por la crítica, Suicide Squad, David Ayer lo vuelve a intentar con Bright. La nueva producción de Netflix que mete al género fantástico en una buddy movie policial.

La película transcurre en un mundo alternativo donde hace miles de años, seres fantásticos llegaron a la Tierra y tras una gran guerra contra los humanos acordaron la paz. En el presente, los marginados orcos y los adinerados elfos (junto a otras criaturas mágicas que casi no aparecen) conviven con lo humanos en las sobrepobladas ciudades modernas. Es en este contexto, Daryl Ward (Will Smith) un policía humano de Los Angeles, tendrá que trabajar por primera vez en la historia del departamento con un compañero orco llamado Nick Jacoby (Joel Edgerton) como un intento por parte de los altos mandos de promover la diversidad de especies en la fuerza policial.

Con una pareja de protagónicos cargada de química, sumado a una premisa que brilla por su originalidad en un época llena de remakes y adaptaciones, Bright prometía ser una de las propuestas más interesantes para finalizar el 2017 y una de las apuestas cinematográficas más fuertes en la historia de Netflix (el presupuesto oficial fue de 90 millones, siendo la cinta más cara que el servicio de streaming a producido hasta el momento).

Lamentablemente, a pesar de ser entretenida y contar con un maquillaje y efectos especiales destacables, no llega a dar ese paso extra que necesita para alcanzar su potencial y termina dejando al espectador insatisfecho, con ganas de ver más sobre ese mundo de fantasía urbana que nos prometen en cada escena y que termina quedando inexplorado. Sin contar la falta de desarrollo de todos los personajes secundarios, como el de la elfa Tikka (Lucy Fry) ,quien a pesar de tener mucho tiempo en pantalla y un papel vital para la trama, apenas llegamos a conocerla o a empatizar con su situación.

Por otro lado David Ayer quien anteriormente ha dirigido y guionado muy buenos films policiales como End of the Watch (2013) o Training Day (2011), logra manejar mejor los temas de la película en los que se siente más cómodo, como el racismo, la corrupción policial y los conflictos entre las multiples pandillas que conviven en una mágica ciudad de Los Angeles.

Solo cabe esperar que en una posible secuela, esta pareja dispareja de policías tenga su oportunidad de maravillarnos con más aventuras que exploren las posibilidades narrativas que esta entrega desperdició.

Artículos Relacionados

Suicide Squad se terminó de filmar Lo que pareciera ser un 'efecto dominó' acaba de sumar una nueva película a estrenarse el año que viene. Escuadrón Suicida de David Ayer, el film que ...
Primera imagen de David Tennant en “A.K.A Je... El "Hombre Púrpura" aparece en la filmación de la próxima serie para Netflix de Marvel. Aunque sin su característica piel violeta, David Tennant inter...
Stick volverá en la segunda temporada de Marvel... A diferencia de su adaptación cinematográfica, la serie del Hombre sin Miedo trasladó de manera excelente la figura de Stick, el maestro de Murdock en...
Game Over, Man! La próxima película original de Ne... Marzo apuntar a ser un mes lleno de novedades en la plataforma de Netflix. La plataforma lider de streaming online tiene preparado varias cosas inter...