[Review] The Cloverfield Paradox

En lugar de hablar de monstruos gigantes, recursos energéticos limitados, el deseo de los científicos de jugar a ser Dios y dimensiones desconocidas, lo que primero y más importante que pareció discutirse es la decisión sin precedentes de estrenar The Cloverfield Paradox pocos segundos después del final del Super Bowl. La franquicia –de ahora tres películas- siempre se esfuerza por ocultar varios detalles claves antes de que lleguen a los cines (o en este caso, Netflix). Teniendo esto en cuenta, se puede decir que esta decisión creativa histórica es una forma natural de superar el secretismo extremo, pero vale la pena si la película no termina decepcionando por completo, como para decir que no agrega nada interesante a la franquicia, más que las conexiones como para decir que recién hemos visto la precuela de la primera película.

Dejando a un lado la política empresarial, la dirección de Julius Onah es desordenada, llena de una amplia gama de personajes y subtramas que nunca llegan a nada sustancial, reteniendo detalles que pudieron aprovecharse mejor. The Cloverfield Paradox explora la compleja teoría de la ciencia ficción de múltiples dimensiones existentes, siguiendo a un grupo de personalidades diversas a bordo de una nave espacial mientras intentan perfeccionar un proyecto que les puede otorgar energía ilimitada que sirve de solución a muchos de los problemas de la Tierra que conducen a guerras entre países. Todo el elenco se siente como una tripulación espacial genérica con habilidades (tecnología, reparación, comunicaciones, etc.) para representar su país en lugar de una persona con emociones relacionables.

El personaje con más cambios y un guion realmente escrito es Hamilton (Gugu Mbatha-Raw), que deja atrás a su novio Michael (Roger Davies) al inscribirse en la misión; hablan brevemente sobre cómo su relación sobrevivirá y aprendemos más acerca de por qué ella se encuentra actualmente en una situación difícil, y todo culmina con una pesada decisión moral hacia el final que no tiene sentido. The Cloverfield Paradox trabaja paradojas altamente básicas, sorprendentemente sin dejar nada para ponderar después de que los créditos aparezcan.

¿Esta película se conecta con las entregas anteriores? básicamente, lo hace y no funciona; principalmente The Cloverfield Paradox es una precuela de la película original, lo que significa que al igual que 10 Cloverfield Lane de 2016, esta es esencialmente una narración independiente. De alguna manera, ese apaciguamiento para los fanáticos de la saga también es decepcionante ya que hay tal vez 20 segundos en total de imágenes de monstruos.

Si todo lo que realmente quieres es una explicación/historia de origen, bueno, definitivamente lo entenderás, pero de la manera más enrevesada y demasiado complicada, como si los escritores estuvieran aburridos en una oficina lanzando dardos.

También debe mencionarse que los efectos especiales aquí son espantosos. En un momento dado, un personaje pierde un brazo, pero la representación digital del mismo es tan terrible que ni siquiera se tiene que mirar detenidamente para notar el contorno del área eliminada. Literalmente, se puede ver un hombro invisible que yace ahí, y las hendiduras que marcan el desmembramiento parecen algo de principios de los 2000.

The Cloverfield Paradox no tiene absolutamente ninguna idea de lo que quiere ser, sufriendo una crisis de identidad de principio a fin. No es una película de monstruos, no es un estudio de personajes de un grupo diverso que trabaja en conjunto para lograr un objetivo científico que potencialmente pueda traer la paz mundial, no es un horror absoluto, y no es una paradoja del tiempo; es todo lo anterior y falla en todos ellos. Es una pena para este elenco maravillosamente talentoso y diverso.

En lugar de hablar de monstruos gigantes, recursos energéticos limitados, el deseo de los científicos de jugar a ser Dios y dimensiones desconocidas, lo que primero y más importante que pareció discutirse es la decisión sin precedentes de estrenar The Cloverfield Paradox pocos segundos después del final del Super Bowl.…

PUNTAJE: 5.5

DIRECCIÓN
HISTORIA
ACTUACIONES

55/100

The Cloverfield Paradox no tiene absolutamente ninguna idea de lo que quiere ser, sufriendo una crisis de identidad de principio a fin.

User Rating: 2.7 ( 1 votes)
57

Título original: The Cloverfield Paradox

Dirección: Julius Onah

Elenco: David Oyelowo, Gugu Mbatha-Raw, Chris O’Dowd, Daniel Brühl, Ziyi Zhang, Elizabeth Debicki

País: Estados Unidos

Género: Ciencia ficción

Duración: 102 minutos

Artículos Relacionados

Mad Max: Fury Road ¿A dónde tenemos que ir los que deambulamos en esta tierra desolada para mejorar?Por @FranjQuiroga“Max, Max estás hecho una pena”, así como reza esa c...
Un Camino a Casa Llega a las salas esta conmovedora película basada en una historia real con muchas nominaciones al Oscar.  Pocas cosas le gustan más a la Academi...
IT (Eso) La esperadísima adaptación de la novela de Stephen King llega a los cines argentinos, ¿la nueva película de Andy Muschietti estará a la altura del hyp...
IRON MAN: EXTREMIS Tony Stark busca nuevas formas de mejorar su armadura para proteger la Tierra pero, ¿Por qué nada de lo que inventa parece ser efectivo? ¿Cuál es el p...